DESTINO

Presiento que vienes acompañado de él a toda hora y a cada sonrisa.

Casi parece imperceptible el sonido de tu nombre anidado detrás de mi costilla, esperando a que llegaras, tratando a cada palpitar de escaparse en tus abrazos a refugiarse atrás de tus costillas.

No sé muy bien si esa sea la palabra correcta que describa como mis piezas encajan perfecto a un lado de las tuyas mientras construyes junto a mi un ayer al que vuelvo cada día.

¿Será que la vida nos alcance para vivir este sueño?

Amor, que utopia esta, de tomar tu mano y encontrarnos a medio camino de tus sueños y los míos, en el momento exacto, después de haber recorrido tanto.

Destino, te repito una y otra vez, intentando replicar como se escucha desde dentro, todo este huracán que ha llegado a demostrarnos que incluso entre tormentas se florece.

Destino, -tal vez-, lo demás somos nosotros, construyendo esta historia.

Gracias -vida- por todos nuestros días.

Minientrada | Publicado el por | Etiquetado , , , , | 1 Comentario

Carta de amor Nº1

09/02/2019
Crece en mi un jardín de flores, primavera permanente todos mis futuros contigo.
Imagen | Publicado el por | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Todo lo que el amor no es.

No es tristeza incesante, ni viaje de un solo ticket.

No es  continua espera, ni decepción constante de que nunca se llega a ningún lado.

No es caricia egoísta, ni palabras hirientes.

No es un lado de la cama proclamado, ni el cuarto a puertas cerradas para que nadie se entere como deshacer el amor e intentar recuperarlo en la misma noche.

No es una alarma para darnos un abrazo, ni el reproche persistente de que los mismos no son suficientes.

No es ausencia, ni vacío, ni olvido.

No es destiempo, ni el arrepentimiento de no haberme ido antes.

No es la desesperanza de la asidua pregunta a si nos queríamos lo suficiente – ó en todo caso- si eso era querernos.

No son tus manías, ni la manera en que mi cuerpo intentaba encajar en el tuyo por las mañanas.

No fueron nuestras locuras, ni las risas de complicidad, tampoco los secretos revelados a fuerza.

No es indiferencia a las cicatrices, tampoco balas de juicio hacia el espejo, ni heridas a fuego cruzado por tanta soledad entre los dos.

No es la absurda manera en la que me aferre a creer que lo fue contigo…

Empiezo a comprender que no, no es tu nombre, ni tus labios, ni tu abrazo.

No es.

Publicado en Blog Personal | Deja un comentario

Reseña : ¿Amar o depender?

¿Amar o depender?  libro publicado en 1999 por Walter Riso, con 72 hojas nos remonta a explorar nuestras costumbres emocionales en las relaciones ínter e intra personales para evitar el apego afectivo y amar libremente. Riso llevándonos de la mano en una lectura fácil pero de grandes pausas de auto reconocimiento y valoración personal nos hace analizar el trasfondo de nuestra educación y madurez emocional para transcribir un nuevo futuro en donde nuestras relaciones afectivas se vean priorizadas por nuestros principios, amor propio y ganas de compartir con alguien más. 

Amar sin apegos es quererse a uno mismo y de esa misma manera querer al otro, es tener un amor reciproco en donde el bienestar sea privilegio de ambas partes.

Walter Riso, italiano con residencia en Buenos Aires, psicólogo clínico nos adentra en este libro de auto-ayuda con un lenguaje rutinario y sin entrar mucho en complejos psicológicos o terminologías en la dependencia emocional hacia nuestra pareja y nos ayuda  discernir el apego emocional con seis principios de una manera sencilla. Durante el desarrollo de los mismos nos ejemplifica en casos reales la manera en la que solemos llevar y justificar nuestras relaciones así como las sugerencias para prevenir, evitar o salir de situaciones en donde nuestra autoestima, valores y principios se puedan ver comprometidos por la relación. De una manera sencilla empuja al lector a entender y discernir las limitantes que hoy en día las reglas de sociedad han impuesto sobre la manera de amar y perder a nuestra pareja, aceptando que el amor no esta en nuestro control, que puede ser alterable, pasajero, mutable, destructible y a su vez empático, honesto, realista, libre e independiente. 

“La persona no apegada es capaz de controlar sus temores de abandono, no considera que deba destruir la propia identidad en nombre del amor, pero tampoco promociona el egoísmo y la deshonestidad.”

Sin duda es muy fácil empatizar con la lectura, y sentirse identificado con algunas actitudes o justificaciones del apego emocional del que hoy en día todos luchamos por erradicar.Siendo un libro de auto ayuda la narrativa te lleva sutilmente a reconocer y enfrentar costumbres nocivas emocionales y de la misma manera a tomar en cuenta pasos para erradicarlas, enganchandote con anécdotas a un deseo de amor propio y auto-respeto nos incita a valorar y tomar en cuenta el espacio, gustos, valores y deseos de la otra persona para congeniar afectivamente.  Enfocado a ayudar a manejar las relaciones de pareja, este libro no sólo sirve para aquellos quienes han sufrido una ruptura amorosa o no saben como terminar una relación co-dependiente con su pareja, es también un pasaje de auto reflexión de como llevamos todas las relaciones afectivas y que experiencias y aprendizajes nos llevamos de estas.

“Si somos sinceros, en el cuerpo a cuerpo, en la intimidad afectiva, bajo las sábanas, en las peleas, en los logros personales y en cada espacio de convivencia compartida siempre esperamos alguna equivalencia afectiva”

A través de las palabras de Riso navegas por una auto conciencia de los limites personales, valores arraigados y costumbres, en lo personal pareciera que de no tener una madurez emocional suficiente se pudiera caer en la omisión de factores a considerar para entender en que tipo de problemática se encuentra uno, se tendría a bien agregar más lecturas de este tipo para poder atacar el área de oportunidad y aunque la lectura como tal me parece idónea para quien empieza con dudas sobre si la manera en la que quiere es la correcta, en este libro hace falta el desarrollo de los planes de acción concretos para cada una de las fases sobre el apego afectivo. Sin embargo rescato a bien el entendimiento sobre los deseos y aspiraciones personales, así como la propia capacidad para dejar ser a quien quiero amar. 

Aunque rescato muchísimas frases que podrás encontrar en el menú de “Citas” , me quedo con este fragmento un poco modificado para propio uso y espero que el de alguno de mis lectores:

Sí, estás a mi lado, me encanta, lo disfruto, me alegra, me exalta el espíritu; pero si un día no estás, aunque lo resienta y me hagas falta, puedo seguir adelante. Igual  podré disfrutar de una mañana de sol, mi plato preferido seguirá siendo apetecible  (aunque coma menos) , no dejare de estudiar, mi vocación seguirá en pie y podré disfrutar a mis amigos. Es verdad que algo me faltará, que habrá algo de intranquilidad en mi, que te extrañaré, pero seguiré, seguiré, seguiré. Me entristecerá pero no me voy a deprimir, podré continuar haciéndome cargo de mi misma pese a tu ausencia. Te quiero, sabes que no miento, pero eso no implica que no sea capaz de sobrevivir sin ti.

He aprendido que el desapego es independencia , es seguir nuestros principios, amarnos en libertad, sin miedo a ser lo que somos y seguirlo siendo aún sin estar juntos.

-Sin embargo si en cada paso decido compartir a tu lado es de esta manera en la que crecemos, somos y dejamos ser, es ahí cuando activamente y positivamente te quiero y me quieres.-

Reseña por: Alejandra De La Garza.

Este libro lo puedes encontrar en México entre los $100 y $150 pesos mexicanos.

Otras recomendaciones:

  • Complejo de Cenicienta – Colette Dowling 
  • Chantaje emocional – Susan Forward 
  • El buen amor en la pareja – Joan Garriga
Publicado en Libros | 1 Comentario

Ilusa

Es tan cierto todo eso que dicen los que llevan el corazón desesperanzado, que nadar contracorriente a veces te vuelca y que no todas las batallas se ganan, que hay llagas que sangran en otros nombres y en otros tiempos, que de consejos el primordial es no andar por ahí sin cuidado de quien entra entre las costillas, que valen más las palabras y contratos que los sentimientos, que no me crea nada.

Todos ellos tienen razón, y me llaman ilusa por creer que desaprendieron el amor, por creen que las cicatrices enseñan pero las caricias también, que irse es la mejor manera de proteger al corazón, pero quedarse lo hace más fuerte, que para querer hay que tener los pies en el piso y para entregarse uno tiene que soltar vuelo sin paracaídas. ¿Por qué de que me sirven estas alas si no es para volar?

Ilusa por creer que la fe no tiene cabida cuando uno va a tientas, y que de pasitos pequeños uno puede perder el rumbo del camino. Me han dicho que soltar el primer beso te hace valiente, y el primer te quiero, temerario, por que perder siempre llevó más probabilidades que ganar para los tienen roto el corazón.

Y yo les creo ignorantes por desaprender que el amor es agua que cura y no oro para proteger… por no saber querer más y fijarse menos, y negarse a que las piedras del pasado que cargamos sea más fácil quitarlas con ayuda y vuelvo a nadar contra corriente creyendo que el miedo a perder siempre será más que no tener.

Tal vez sí, ilusa, por creer que el mundo se cambia con actos de bondad, con personas que se entregan sin miedo, con los que confían  y creen que las caricias pueden más, los que saben que quedarse es la mejor manera de matar las inseguridades, de los que tienen más fe y menos miedo, de los que sueltan las alas.

Y es tan cierto todo lo que me dicen  y aun así sigo aquí nadando contra corriente, volcandome en cada nueva ilusión ¿Por qué cual sería la mejor manera de curarse las tristezas que esta?

 

 

 

 

 

Publicado en Blog Personal | Deja un comentario

Minúscula.

Siento como aprieta el corazón, de saberme chiquita frente a tu nombre, de querer hacer estas letras tan grandes por si una de esas se cuela de aquí y llega a romper todos mis esquemas o estos nudos en la garganta, para que deje de hablarte a media voz y te diga todo.

Tenía miedo, pues esperar a que fueras diferente era ver como las manecillas del reloj avanzaban en sentido contrario a mi vida, tenía miedo de que esa decisión no fuera la correcta, que alejarnos te hiciera ver o me hiciera ver que separados es mejor, que todos estos pedazos que fui juntando para ti se nos resbalaban como arena de las manos y tú no los recogías y yo terminaba por perderlos otra vez.

Nos faltaron besos, para que te convencieras de que la vida nos tenía otro plan, me faltaron otros caminos por construir para que no agarrara la primera puerta y saliera corriendo cuando me asfixiaba, te falto ser esa mano cuando caí en las piedras y no supe como levantarme, me falto decirte cuanto te extrañe.

Y aunque no hubo despedida nos hago esta, por las veces en las que mi nombre se hizo pequeño y mi voz no fue suficiente, por las ilusiones de las que nos acobardamos, pero sobre todo por los pasos que dimos en el camino sin voltear a ver que dejábamos atrás.

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en Blog Personal | Deja un comentario

Salida de emergencia de un corazón reconstruido.

Sepa usted que lo mejor que puede pasar es que tire de la puerta después de ver las cicatrices. Para que cuando nos llegue esta despedida, anticipada – como todas las que nos rehusamos a creer-  mire el camino sin remordimiento alguno de que me pierdo otras veredas.
Y como recomendación ya le digo hoy mismo; corte por la segura, empiece con los abrazos cortos y las huidas prontas, sepa que es lo mejor, para que entonces deje de preguntarme cuantos besos nos sobrarán para darnos cuenta que no eramos el uno para el otro. 
No deambule caminando aquí auto convenciéndose que aquello que roza no es tristeza – herida que ni usted ni yo queremos cargar más pero ahí sigue– y si puede hágalo pronto, que el portazo retumbe hasta las cavidades en las que hoy me encierro, para así no volverle a abrir la puerta jamas. 
Publicado en Blog Personal | Deja un comentario