Primavera.

Apareciste, de pronto, como si supieras que hacer con todas las cenizas, recogiste mis lunares y los contaste para mi; como los cuentos que te inventabas cada noche para apagar las lluvias. Lo tuyo era tentarme a que las margaritas tuvieran siempre una hoja de más, que si sí, que si no. 

Que desastre era entonces, con la cama tendida, el corazón deshecho y las ganas de escapar en otra piel.

Fuiste la soledad que se escribe a lápiz, la mano que sostiene la catástrofe, el precipicio que saltas por sentir adrenalina, la primavera sin flores de regalo, los dos besos que me faltaban para empezar a sentirme nuevamente yo.

Desnuda, desprendida, delenzable te he visto partir, que desastre era entonces, cuando lo único que pensaba al ver tu marchar es que quería el calor de tu piel incluso abrigándome en verano.

imagen 5

 

 

Esta entrada fue publicada en Blog Personal. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Primavera.

  1. Roberto Gamero dijo:

    Muy bueno

    Le gusta a 1 persona

Opina! :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s