Primavera.

Apareciste, de pronto, como si supieras que hacer con todas las cenizas, recogiste mis lunares y los contaste para mi; como los cuentos que te inventabas cada noche para apagar las lluvias. Lo tuyo era tentarme a que las margaritas tuvieran siempre una hoja de más, que si sí, que si no. 

Que desastre era entonces, con la cama tendida, el corazón deshecho y las ganas de escapar en otra piel.

Fuiste la soledad que se escribe a lápiz, la mano que sostiene la catástrofe, el precipicio que saltas por sentir adrenalina, la primavera sin flores de regalo, los dos besos que me faltaban para empezar a sentirme nuevamente yo.

Desnuda, desprendida, delenzable te he visto partir, que desastre era entonces, cuando lo único que pensaba al ver tu marchar es que quería el calor de tu piel incluso abrigándome en verano.

imagen 5

 

 

Publicado en Blog Personal | 1 Comentario

Pesadilla

No hay palabras o voz para decirlas, me escuece la garganta y me falta el aire, me he enterrado entre tanta herida que no me encuentro y aunque me rasguño la piel esperando arrancar todas estas cicatrices, no me es suficiente.

Escueces, y tu nombre me carcome los ojos en esta noche, me invade ya la sensación de que es imposible cerrar los párpados y que no estés ahí.  El frío de este entierro se ha vuelto la manera mas cercana de no sentir que arden los pulmones, que se me aprieta el corazón.

Me he enterrado y a ti conmigo, para no volver a piso firme, para que la luz no resalte los huecos de mi nombre, para que nadie escuche que desde ti solo he sido herida.

Me he enterrado para que cuando acabe el aire y nos llegue esta muerte, haya nueva piel para renacer.

Publicado en Blog Personal | Deja un comentario

Intermedio.

Sin duda alguna después de tu despedida la ciudad se volvió un poco más grande, el invierno más frío y me parecía que los sueños, nuestros sueños.. ya solo eran parte de una tinta en otro poema.
Fuimos entre intermedio un promesa vacía, pero eso tu ya lo sabías.
Lo supiste antes que yo, que aquello no era más que la tristeza en otras sabanas, y entre tus miedos, tu cobardía y las catorce cicatrices que marcaban mi piel, decidiste que era más sencillo el olvido.
Olvidaste que mi mano entre tu mano era la manera correcta de aferrarse, olvidaste también las veces que me besaste y contaste entre mi piel los centímetros que me querías hasta convencerme de que era yo y solo yo.
Es cierto, en el camino yo también olvide que solo nos unía la misma venda de ojos y la sensación de estar a punto de caer en un acantilado pero de jamas caminar.
Fuimos y solo eso.
No me queda más que esperar que pronto estas hojas dejen de tener tus letras.
Adiós, adiós a mi contigo.

 

Publicado en Blog Personal | Deja un comentario

Ser más. 

Ser un baile bajo la lluvia, o la risa de verano mientras cae la nieve.

Más que unas alas, ser un vuelo permanente, con dirección o sin dirección, volar.

Ser más que un brinco en el charco, más que el agua que salpica pero no moja.

Un mar que borre cualquier cicatriz sobre la arena.

Ser todos los idiomas en una sonrisa.

Más que una entrada o salida cuando sea necesario, ser dos puertas abiertas.

Ser más que el reflejo de dos ojos, y llevar como bandera en mi mirada todas mis historias.

Un “Yo” que no cargue con otros pronombres bajo extensión.

Ser más que un ideal, que un reflejo en el espejo.

Más que todos mis pasos, mi camino.

Ser más y recordarlo.

 

Publicado en Blog Personal | Deja un comentario

De piedras y sombras.

Tengo miedo de regresar, o de querer regresar,
de verte o de que nada cambie,
que seamos nosotros pero con otras vidas.

 

Miedo de regresar a ti, a tus abrazos, a tu piel,
Para perderme, porque no logro perderme en ninguna otra piel,
Pero sobre todo por que no me encuentro.

 

Deambulo perdida con la sombra de lo que queda de ti
Cargando con las piedras que deliberadamente tiraste sobre mi espalda
¿Cómo salir de aquí?¿Cómo querer quedarme?

 

Aún así, sin razones, regreso a ti,
Tal vez porque me encanta borrar los errores y abrir las cicatrices,
Porque es más fácil querer lo que no me quiere y sufrir de decepciones anticipadas,
aunque sepa que de ti se necesita volver al espejo con un perdón.

 

Es cierto me queda esta sombra de ti, de nosotros,
De las letras y las noches de otros arrepentimientos,
Porque no me basta caer sobre otras piedras que lleven tu nombre,
Ni seguirte repitiendo en cada historia.

 

Dime entonces el secreto;
¿Cómo has logrado escuchar las noches de lluvia sin retorcerte un poco sin mi abrazo?

 

 

Publicado en Blog Personal | Deja un comentario

Preguntas.

Ya no busco el camino donde me extravié y tampoco tengo rumbo, escucho el tic-tac al compás de mis pasos pero no hay prisa, se siente casi como si fuera la última vez y me viene al corazón la pregunta ¿Qué lugar elegirías para ser feliz, ahora que los recuerdos son ruinas?

¿Qué haríamos diferente? ¿Qué diríamos diferente? ¿Estaríamos aquí? , me sé las respuestas y sin embargo regreso a ti incontables veces, regreso a tus ojos en los reflejos de otros colores, regreso a tus brazos pero ahora ya sin las sonrisas que se ataban a nuestras cinturas y vuelvo a encontrar otra manera de quererte a la distancia en cada nuevo abrazo.

Hemos dejado de ser, he muerto, hemos muerto, no renazco, estamos atrapados entre estas sombras, tus sombras. Nos ha parecido más comodo no ver, no tener rumbo, no sentir, por miedo a que cuando llegue de golpe, torpedo de sentimientos, nos demos cuenta, que aún después de todo, el corazón sigue latiendo.

Dime entonces, cuando llegue ¿Nos elegiríamos nuevamente?

 

Publicado en Blog Personal | Deja un comentario

Sueño.

Tómame de la mano, despacio, sin prisa,
Aunque la prisa de buscarla haya estado ahí, aparentando.

Aparenta, quiéreme, abrázame, nunca lo suficiente, pero hazlo.

Detente, grita, susurra, habla o guardemos silencio, inundame de el.

Quédate, ven, puedes no hacerlo si es lo que gustas, pero llévame 
la contraria, luego es preferible que no vengas, vete.
A veces es mucho, o nada, cuando somos nosotros sin estarlo.

Pero si te quedas, cuéntame, hasta que los infinitos se acaben, 
pierde la cuenta una y otra vez,
Piérdete, dentro, en mi, conmigo, entre mis lunares,
 ahogate de ellos entre sonrisas.

Buscame, hasta el cansancio, encuéntrame,
Y esta vez no me dejes despertar.


 

Publicado en Blog Personal | Deja un comentario